Los hijos de sus mamás

En este día no daré nada a las mamás. No, al contrario.


Este día les pediré algo: eduquen a sus hijos para no que no sean machos-golpeadores, machos-misóginos, machos/engreídos y arrogantes. En el caso de las niñas, a no ser seres frívolos y superficiales que únicamente buscan a su príncipe azul ( que obvio no merecen ya que tampoco son princesas ), a no depender de un hombre para ser felices, a no creer que si están solas están incompletas, a no cumplir injustos roles sociales o simplemente enséñenles a tener independencia económica y de seguro bastará para lograr todo lo demás.


Acérquenlos a las cosas valiosas de la vida: a la ciencia, el arte, la historia, la política, la naturaleza y a cualquier disciplina que los haga mejores personas, mejores ciudadanos y por supuesto mejores hijos que mañana, seguramente, serán mejores padres.


Aléjenlos del consumo frenético, de la obediencia, de la apatía, de la indolencia, de la competencia ramplona y de la desunión que tanto nos golpea.

Urge una mejor sociedad: una que sea menos cínica, menos indolente, menos superficial y más involucrada en la construcción un país mejor. Si trabajan en ello, nos garantizará madres más orgullosas de hijos que serán mejores seres humanos.

No esperen que sus hijos les celebren o regalen nada el día de hoy, mejor construyan mejores adultos y les aseguro que lo demás solito vendrá. Guíenlos, ámenlos y háblenles.

Sé que los padres (varones) también debemos educar pero hoy es el día de todas ustedes: quienes son el pilar de las sociedades contemporáneas y quienes son más fuertes, más honestas y desde luego más hermosas.


Feliz día.


© 2020 Alan Quiroz.

All Rights Reserved.

Versión 13.0

México Estudio de Diseño

linkedin.png
instagram.png
art.png
facebook.png